Quien soy

Mònica Sallés

Mama de 4

Me llamo Mònica y por delante de todo, soy mamá de 4 amores, Me confieso enamorada de mi manada: de mi marido, de mis 4 hijos y de los bichos que viven con nosotros. 

Durante el embarazo de mi hija mayor, hace ya más de 15 años, se empezó a gestar dentro mío una profunda transformación que me guío hasta la reflexología y los aceites esenciales.

La búsqueda de un parto respetado, una crianza respetuosa, la lactancia, el porteo… Me hicieron tomar la responsabilidad  de la salud de mis hijos y de mi familia. Todo ello con plena confianza en el poder del cuerpo y de la naturaleza.

Formación

Inicié mi primer contacto con la reflexología en el año 2013, con un taller para familias. Fueron 6 sesiones que revolucionaron la salud de mi familia. Además, se despertó en mi el deseo de continuar formándome en esta maravillosa terapia. 

Un poco más tarde realice el curso ESI Reflexology, creado e impartido por Elena Istomina.  Sobre todo se trata de  técnica de reflexoloía podal para la relajación y el bienestar.

En el año 2016 tuve la inmensa suerte de formarme de la mano de la más grande: la MAESTRA Angeles Hinojosa.  A partir de esta formación, la reflexología se convirtió en mi profesión.

Durante el 2016 también me formé en la técnica metamórfica y en geoterapia (terapia de la arcilla), y durante el 2018 en aromaterapia o terapia con aceites esenciales.

La  aromaterapia es un regalo de la naturaleza, y el complemento ideal de la reflexología. En otras palabras, la combinación de ambas técnicas eleva exponencialmente los beneficios de cada una de ellas.

En mi aprendizaje permanente, se cruzaron en mi camino los aceites esenciales  DoTerra .  Y por lo tanto, ahora puedo trabajar con unos aceites esenciales puros de grado terapéutico, cultivados, recolectados y extraídos siguiendo los procedimientos más respetuosos para el medio

Talleres impartidos